Los tipos de turismo

A pesar que el turismo de aventura puede significar cosas diferentes para distintas personas, por lo general, puede ser definido como una clase de turismo en el que la persona se involucra en excursiones naturales, físicas o culturales y que sacan al individuo de su zona de comodidad o confort, y por lo general se hace por medio de una empresa establecida y especializada en turismo, la cuál debe proveer todos los artículos deportivos necesarios de tratarse de actividades físicas.

Esta amplia idea se descompone en dos principales subcategorías de turismo de aventura: las aventuras suaves y las aventuras fuertes. En esta última subcategoría, por lo general está involucrado un aspecto de riesgo o peligro físico, mientras que en el primero, el turismo de aventura suave, sencillamente busca la exploración de zonas que no son comunes para los viajeros como la visita de destinos relativamente pocos desarrollados.

El Ecoturismo

Por lo general, el ecoturismo está considerado dentro del turismo de aventuras suave. El ecoturismo hace referencia a una modalidad de viaje en donde el aventurero explora zonas naturales, poco desarrolladas y sensibles culturalmente con la finalidad de experimentarlas mientras se mantienen intactas y sin modificar. El ecoturismo se lleva a cabo con un equipo e instalaciones mínimas, confiando en un enfoque ecológico sensible y cultural con el fin de procurarse refugio y comida.

El turismo accesible

El turismo accesible es un tipo de turismo de aventura que se ubica entre el turismo de aventuras fuerte y el suave, ya que proporciona excursiones para personas con limitaciones de movimiento y puede tomar la modalidad de exploración cultural o actividades extremas como los saltos en bungee o rafting. Es una industria en alto crecimiento que proporciona a las personas una amplia experiencia de aventura totalmente gratificante.

El turismo de emoción

El turismo de emoción es aquel tipo de turismo de aventuras fuerte mucho más y mejor conocido. Como ejemplo de turismo de emoción tenemos el rafting, el salto en bungee, el parapente, el montañismo, salto de base, la escalada en roca y la espeleología, que se caracterizan por ser populares formas de turismo de emoción. En este sentido, todo lo que implique una descarga de adrenalina así como una sensación de peligro aplica como turismo de emoción.

El Etnoturismo

Esta forma de turismo de aventura suave coloca a las personas que participan en él en contacto con otras personas y culturas diversas en todo el mundo. Con frecuencia, el etnoturismo supone amplios recorridos en áreas muy poco desarrolladas y con un riesgo elevado, sin embargo, las empresas que tienen buena reputación, toman en cuenta estos aspectos para disminuir los distintos factores de riesgo y proteger la vida de las personas involucradas.

Al tomar en cuenta dichos aspectos, se reducen la exposición a distintas enfermedades, los problemas de seguridad alimenticia y demandas físicas, así como los levantamientos políticos o sociales. Otro elemento a tomar en cuenta cuando se hace etnoturismo es la fuerza o el potencial de efectos adversos sobre las poblaciones indígenas como la probabilidad de que se expongan a enfermedades para las que no tienen algún tipo de inmunidad.

Con información de Turismo-AVENTURA

Los tipos de turismo
Deslizar arriba